Pone una pastilla de jabón entre el colchón y la ropa de cama. La razón, ¡Es simplemente brillante!

Un calambre en la pierna no es nada agradable, y menos si te pasa en medio de la noche. Te tienes que levantar hacer unos cuantos estiramientos, y luego ver quien pega ojo…

AdTech AdAdTech AdLo que puede provocar los calambres:

1. Deshidratación

1

Deshidratación, o pasar todo el día al sol, hace que se pierdan electrolitos, que ayudan a regular las contracciones musculares. Por lo tanto, una cantidad insuficiente electrolito significa una mayor posibilidad de tener un calambre..

2. Frio

2

Una habitación fresca es lo mejor a dormir, pero si las piernas no están cubiertas, es más fácil sufrir un calambre. El por qué no está del todo claro, pero se supone que se debe a que los músculos por el frío se ponen rígidos.

3. Pasar muchas horas de pie

3

Si tu trabajo implica pasar muchas horas al día de pie, los músculos se cargarán, lo que también puede conducir a sufrir calambres. Si además utilizas tacones, las posibilidades se multiplican.

4. Deporte

4

Es lógico, que las personas que practican mucho deporte, sean más propensas a sufrir estos calambres. A pesar de que es bueno y los músculos se fortalecen, un calambre se puede dar horas después de haber practicado deporte.

¿Cómo evitar los calambres?

1. Un pastilla de jabón

5

Esta solución es un verdadero misterio médico. Nadie sabe por qué, pero muchas personas confían en él. Pon una barra de jabón entre las sábanas y el colchón con el fin de prevenir los calambres musculares. Tal vez es sólo el efecto placebo, pero siempre y cuando funcione.

2. Una ducha caliente

6

Los músculos trabajan mejor cuando están calientes. Por eso mismo calentamos antes de practicar cualquier deporte. Una ducha caliente o un baño de piernas relaja los músculos y por lo tanto evita los calambres.

3. Zumo de pepinillos

7

Suena bastante desagradable, pero realmente te puede ayudar. Este zumo contiene una gran cantidad de sal. Sal que perdemos cuando sudamos. puede ayudar a reponer los nutrientes, y por lo tanto también prevenir los calambres al abastecer el cuerpo con sal, azúcar y vinagre.

4. Comer un plátano

8

Un viejo pero efectivo truco. Los plátanos contienen una gran cantidad de potasio, un nutriente que necesitan nuestros músculos y por lo tanto también previene los calambres.

Comparte estos consejos con sus amigos y con ello ayuda a evitar los calambres.

 

 

Fuente: likemag.com

Compartir Esto:
Loading...