Estabas usando mal estos 10 productos y no lo sabías. Tienen funciones que ni habías imaginado

Al verlas, te pegarás una palmada en la frente y pensarás: “¡Esto era obvio! ¿Por qué no lo pensé antes?”.

 

¿Para qué utilizas un organizador de archivos? Es obvio que, como dice el nombre del objeto, lo usas para organizar documentos. ¿Y la pasta de dientes? Bueno, responder otra pregunta como esa, con una respuesta tan obvia, es casi un insulto. Pero el punto es que, aunque esas cosas tengan usos obvios, no se emplean solamente para esas funciones porque esconden ingeniosas aplicaciones que ni se nos ocurrieron.

Basta un poco de creatividad para que se abra todo un mundo de nuevas posibilidades con los objetos más simples del día a día.

1. Puedes usar tu gorra de baño para guardar zapatos.

 

2. O un imán de pared para guardar tus objetos metálicos en el baño.

 

3. ¿Sabías que, usando una cuchara, es mucho más fácil abrir el tarro.

 

4. Si estás llevando ropa sucia en tu bolso, usa una barra de jabón para librarte de los malos olores.

 

5. Coloca un clip en el borde de una cinta adhesiva para que no se pierda.

 

6. Guarda tus adornos de navidad en una caja de huevos.

 

7. Pinta tus uñas a la francesa con la ayuda de una banda elástica.

 

8. Corta hojas de aluminio para afilar tu tijera.

 

9.Los ralladores de queso son excelentes lugares para guardar aros.

 

 

10. Picnic de estacionamiento…

Compartir Esto:
Loading...