10 consejos que te harán la vida más fácil si eres madre divorciada

Ser madre divorciada es una de las cosas más complicadas que puede sucedernos. No sólo porque nuestro matrimonio acaba de terminar, sino porque a diferencia de lo que sucedía hace algunos años, esta ruptura jamás será definitiva, después de todo, ahora tenemos hijos en común y ese vínculo no se quebranta nunca.

Estos 10 consejos te ayudarán a sobrellevar esta nueva situación con altura y calma:

1. Asumir el liderazgo:  Ahora somos la autoridad única en el hogar, debemos hacernos cargos de demostrarlo, no con autoritarismo, sino tomando las decisiones adecuadas en el momento justo sin titubear.

2. No intentar ser papá y mamá: Separarse no quiere decir que debemos convertirnos en ambos padres. De hecho, una relación saludable con nuestro ex puede resolver este molesto problema.

3. Equilibrar el tiempo: Ahora las cosas se complicarán un poco más, sin embargo, si encontramos el modo de que nuestros hijos asuman el proceso de separación con naturalidad, podremos encontrar tiempo tanto para ellos, como para nosotras mismas.

4. No hablar mal del papá: No tiene sentido hablar mal de un hombre con el que compartimos nuestras vidas, si llegasen a preguntar la causa de nuestra separación, lo mejor es tener una charla honesta y abierta al respecto.

5. Es importante hablar: Desahogarnos con un consejero, bien uno profesional o un amigo, puede ser clave para evitar perder nuestra estabilidad emocional.

6. Los temas de dinero son de los padres: Es importante que durante el acuerdo económico del divorcio la prioridad sea el bienestar de nuestros hijos y no una rencilla emocional remanente de la relación.

7. Construir una relación cordial con el ex: Puede ser difícil, pero no es imposible y después de todo nos puede abrir una ventana de oportunidad para tener tiempo libre para nosotras mismas.

8. Las nuevas relaciones: Este es posiblemente un aspecto complicado, los hijos difícilmente aceptarán la idea de que habiendo perdido a su padre ahora deban perder a su madre. Sin embargo, una presentación cordial, bajo la figura de ‘amigo’ puede alivianar muchísimo las cosas.

 

9. Mantener en privado la sexualidad: Para cualquier ser humano resulta casi imposible, sobre todo durante la niñez, aceptar manifestaciones de sexualidad de cualquiera de sus padres para con alguien distinto a su madre o padre biológico.

10. Mantener el entusiasmo y la alegría: La vida continua, es cierto que puede ser difícil, pero el divorcio fue una decisión nuestra, no debemos hacer participes de las consecuencias emocionalmente negativas a nuestros hijos.

Comparte con las madres solteras que conozcas.

Compartir Esto:
Loading...