“Destruyó mi rostro”: la chica Bond que culpa a Hollywood de desfigurarla a punta de cirugías

Ella asegura que su cara está completamente deformada.

Es probable que el nombre Britt Ekland no te parezca del todo familiar, sin embargo, el rostro de la mujer que lo lleva tal vez sí lo haga. Fue conocida como la chica Bond más bella de Hollywood y su carrera estuvo plagada de éxitos y reconocimientos, tanto así que todas las personas que vivieron durante la década de los ’60 la recuerdan perfectamente. Es de nacionalidad sueca, nació en 1942 y su figura juvenil maravilló a todo aquel que tuvo la fortuna de verla.

Así era Britt Ekland al momento de interpretar a la chica Bond en la película “El hombre de la Pistola de Oro” en 1974.

El talento y la innegable belleza de la actriz le dieron el papel dentro de la película 007, sin embargo, no pasó mucho tiempo antes que comenzara a sufrir lo que ella misma ha llamado las presiones sociales de la industria cinematográfica.

Lamentablemente, Britt desapareció de la escena hollywoodense en 1992, después de haber llegado a lo más alto en el mundo de los espectáculos.

Pero luego de más de dos décadas, la actriz reapareció en el programa televisivo “Loose Women“, donde con ya 75 años, di fuertes declaraciones de su pasado. Se refirió a su autoestima y la presión de los productores y directores para que se mantuviera joven y atractiva, sin importar los costos que eso pudiera implicar.

“Puedo ver fotos mías en Internet y reconocer lo preciosa que era, pero en ese momento no lo vi”, reconoció la actriz, quien además confesó que durante esa época debió luchar con un trastorno llamado dismorfia corporal, condición que genera excesiva preocupación por un rasgo físico que la persona percibe como defecto, sin importar si es real o imaginario.

Pero, dejando de lado sus propias inseguridades, Britt culpó tajantemente a 2oth Century Fox de haberla persuadido a realizarse múltiples cirugías. Cosa que, según ella, hoy la tiene completamente desfigurada.

Me pusieron una cosa en los labios, y tuve que vivir viendo fotos mías horribles en los periódicos. Pero lo que ellos no entendían fue que el hombre que me hizo eso me usó como experimento, y él destruyó mi rostro.

 

Aunque para muchos su cambio sólo es producto del inevitable paso del tiempo, Ekland ha sido contundente al responsabilizar a Hollywood por la depresión que le generaron.

“Todas las mujeres en la televisión son copias unas de las otras. Todas son delicadas y sus cuerpos están tensos… ¡ya no hay más individualidad!”, se desquitó.

¿Tú qué opinas? ¿Crees que realmente esté ‘destruida’ como ella afirma?

Compartir Esto:
Loading...