A que no conocías estos 11 consejos para afeitar tus piernas. El 9 hará toda la diferencia

Una de las actividades comunes en la rutina de belleza de las mujeres es afeitarse las piernas, y estamos casi seguros de que ninguna realmente disfruta hacerlo.

Entonces, ¿cómo podemos hacer menos tortuoso este momento? Resulta que hemos recopilado 11 consejos muy prácticos sobre el tema, que seguramente te harán la vida más fácil.
1. Dobla tus rodillas

El área de la rodilla puede ser complicado, pero la mejor manera de asegurarse de obtener un afeitado perfecto es doblando las rodillas. Sentarte en tu bañera para afeitar las zonas más difíciles te facilitará las cosas.

2. Limpia tu rastrillo con aceite para bebé

El aceite para bebé se utiliza para hacer muchas cosas, pero muy pocos saben que sirve también para esto. Con un paño frota suavemente aceite de bebé en la navaja de tu rastrillo. Este truco sirve para que tu navaja dure más tiempo y así te ahorres un poco de dinero.

3. No seques tu pierna por completo

Lo más común cuando terminamos de afeitarnos es secarnos con una toalla, pero expertos aseguran que no hay que frotar la toalla con dureza y tampoco secarnos por completo. El agua en tu cuerpo y la crema hidratante harán equipo para eliminar la sensación de piel seca y escamosa, especialmente en las piernas recién afeitadas. Incluso, éstas tendrán brillo. Inténtalo.

4. Usa exfoliante antes de afeitarte.

Darle a tu piel un buen masaje con exfoliante será capaz de quitar la capa de células muertas y así conseguir un afeitado más suave y al ras. Usar el exfoliante después del afeitado no es muy buena idea, ya que la piel es muy sensible y al frotarlo puedes causar irritación.

5. Siempre comienza desde abajo

Esto la mayoría de las mujeres lo sabe, pero nunca está de más recordarlo. Siempre debes afeitar a contrapelo. Así que empieza a partir de la parte inferior de la pierna y ve subiendo el rastrillo con movimientos cortos para evitar cortes.

6. Afeitado después de bañarte

Trata de afeitar siempre después de la ducha. Al hacerlo con agua tibia, los poros de la piel se expanden y los folículos pilosos serán los más cercanos a la superficie de la piel haciendo el afeitado mucho más fácil.

7. Reemplaza la crema de afeitar por acondicionador de cabello

Si algún día se te acaba la crema de afeitar o no encuentras alguna de tu gusto, el acondicionador funciona perfecto: deja tu piel como bebé y con un olor fenomenal.

8. Evita un afeitado en seco

Con el anterior punto, no hay pretexto para hacer un afeitado en seco ya que puedes usar tu acondicionador. Tal vez sepas por experiencia que esto es horrible para tu piel porque puedes cortarte. No lo hagas.

9. Antes de afeitarte usa aceite de oliva

Así es, leíste bien. El aceite hará el afeitado mucho más suave lo que provocará menos irritación. Las áreas mas sensibles como las axilas, te lo agradecerán.

10. Aféitate una noche antes

Si piensas visitar la playa o usar una falda o vestido, afeita tus piernas una noche antes. De acuerdo con expertos en belleza, el mejor momento para afeitarse las piernas es en realidad por la noche, antes de ir a dormir. La razón es que, al parecer, las piernas se calientan y se hinchan ligeramente mientras dormimos, lo que significa que los vellos pequeños que no afeitamos por no detectarlos, retraen su folículo y son menos obvios.

11. Usa compresas frías

Si después de todo tu esfuerzo el afeitado no sale según lo planeado y experimentas malestar como irritación, aplica una compresa fría para calmar la zona.

Ahora sólo intenta estos útiles tips en casa, verás que harán la diferencia.

Compartir Esto:
Loading...