¿Cómo saber seguro si tienes diabetes?

A lo largo de la historia nos encontramos con determinadas enfermedades que “se ponen de moda”. Cuando en Europa azotó la conocida como peste negra se creó una devastación tan virulenta que se consiguió diezmar la población a niveles demasiado preocupantes. La fiebre española fue otra de las causantes de mayor número de muertes en un período demasiado corto. Pero estas enfermedades tuvieron una “fecha de caducidad” que ya pasó.

Nuestro problema es que con los avances médicos hemos prolongado la vida por encima de nuestros límites naturales y nos encontramos en un momento en el que comienzan a aparecer algunas enfermedades ocultas tales como el alzhéimer o la demencia senil. Pero de todos los males que más azotan nuestra sociedad actual hay una que está cobrándose especial importancia debido a la gran cantidad de casos de nuevos pacientes. Estamos hablando, por supuesto, de la diabetes.

585a4d3ec3b6a_4

Debido a que en la sociedad actual hay una enorme cantidad de productos grasos, con altos contenidos en azúcar y que padecemos un sedentarismo demasiado alto, las personas comienzan a padecer de diabetes. Esta enfermedad está asociada a una deficiencia en la producción de la insulina natural en el cuerpo humano, que es la que se encarga de asimilación de la glucosa en el organismo y de convertirla en energía aprovechable para nosotros. El problema viene cuando dejamos de producirla en cantidades suficientes.

Aunque la diabetes puede tener un origen genético o hereditario, la conocida como tipo 1, también se puede llegar a desarrollar una versión producida por una mala alimentación o un exceso de azúcar y de alimentos de repostería industrial. En estos casos es muy importante detectarla para poder empezar a tratarla. Los efectos negativos que se producen en caso de que no lo hagamos pasan desde posibles subidas o bajadas de azúcar que pueden culminar en una ceguera permanente o incluso en la propia muerte del enfermo.

Para detectarla los médicos emplean un proceso complejo, usando una prueba conocida como curva de glucemia o, popularmente, la prueba del azúcar. En ella se realiza una extracción de sangre y se comprueba la cantidad de glucosa que tenemos en una pequeña muestra de sangre. Si ésta excede de los 100 mg/dl de sangre o si tenemos más de 140 mg/dl dos horas después de comer estaremos con un posible riesgo de prediabetes. Deberíamos de hacer algo por controlarlo.

La prediabetes es un estado en el cual, sin llegar a padecer diabetes severa, estamos en unos niveles que podrían acabar por terminar desarrollándola en un futuro próximo. Para ello la detección es muy importante, a fin de corregirla y evitarla. Vamos a dar unos pasos que podrán decirte si tienes tendencia a desarrollarla y, de ser así, le recomendamos que realice una prueba médica lo antes posible. Para ello le pedimos que apoye los cinco dedos de la mano en una mesa.

585a4d6689745_6

Los hombres tienen mayor tendencia a desarrollar este tipo de enfermedad, por lo que si eres hombre deberás levantar un dedo de forma automática. Otro de los factores más importantes para desarrollar la enfermedad es la propia edad. Cuanto más elevada es más posibilidades tenemos de padecer la enfermedad. Si tienes más de cuarenta años levanta un dedo. Si en tu caso excedes los cincuenta, dos. Si ya pasas de los sesenta sube tres.

El sedentarismo es una de las principales causas que motivan la aparición, por lo que si crees que no practicas el suficiente deporte, levanta un dedo. Sin embargo si realizas una buena actividad diaria, puedes obviar este paso. También influyen los casos hereditarios, pues la genética suele transmitir en muchas ocasiones esta enfermedad. Intenta hacer memoria para ver si alguno de tus parientes sanguíneos la sufre, levanta otro dedo. Recuerda que los parientes políticos no cuentan para esto.

Si has realizado una prueba de tensión sanguínea y tienes propensión a la hipertensión tendrás que levantar otro dedo. En el caso de que tengas una tensión estable o baja no deberías preocuparte, pues es algo positivo para la diabetes. En último lugar el exceso de peso, problema endémico en el primer mundo, también puede jugar un papel importante para producir esta dolencia. Si tienes una obesidad deberás levantar tres dedos. Si padeces un sobrepeso, tan sólo dos.

Si sólo tienes algo de peso extra levantarás uno. Ahora es cuando tocaría mirar nuestra mano. Si hemos levantado los cinco dedos, o incluso si nos ha hecho falta contar con la otra mano, estaríamos en un caso de alto riesgo de prediabetes. Podría ser que pudieramos padecerla y, por lo tanto, deberíamos realizarnos pruebas médicas para descartarlo. Una detección temprana es mucho mejor que toda una vida de control excesivo sobre nuestros niveles de glucosa.

585a4dc9b4e87_10

 

Compartir Esto: